¡Aquí estamos Los Paperos! Sancochamos kilos de Papas como lo hicieron nuestros ancestros, después las escurrimos, les ponemos sal y… ¡listo! Aparecen unas arrugas que, junto a esas salsas que idearon los dioses gastronómicos llamadas Mojos, han alimentado a generaciones y seguirán por los siglos de los siglos…

Y más ahora, que todo se conjunta, marida, fusiona y vemos que todas esas recetas que antes pasaban desapercibidas, son usadas por los Chefs de todas las teles y redes, haciendo de ellas magníficas obras de arte. Esto nos ha permitido abrir la puerta a la imaginación, y, por ejemplo, usamos los mojos como aderezos para ensaladas, vemos las papas «arrugás» en las cenas de grandes personalidades acompañando un faisán, las batatas fritas en bolsa, el gofio «escaldao» como entrante en los grandes restaurantes… ¿Qué pensarían los Bimbaches, Benahoaritas, Gomeritas, Guanches, Canarios y Majos de toda esta revolución gastronómica que ha emergido de su tierra?