5. La salUncategorized

Capítulo 5. Sal de mi vida.

La Sal y Mañiña.

Mañiña y el pensamiento conservador: La Sal.

Dejen que les diga mis Niñ@s (¡vieron! ¡¡Ya se usar la @lg@rrob@!! ¡¡V@mos!!) que en estos tiempos revueltos de bichos, pero sin huevos,  una se vuelve conservadora. Y es normal, porque ustedes ven que no hay más que rebrotes fuertes, que esto parece un anuncio de crecepelo, venga de Rebrótano Macho, venga de contagios, y contra eso lo mejor es estarse quietecitos y usar la mascarita todo el rato. Yo les diré que para ver el telediario me la pongo, porque siempre sale un montón de gente que no conozco. Despacito y buena letra. Yo soy muy de conservarme, y por eso soy conservadora, y ¿cual es el mejor remedio para conservar y conservarse? Pues, usada con moderación, con ustedes: La Sal. 

 

Mañiña fundó La Papita pal Kilo

 

DEJEN QUE LES ECHE EL CUENTO:

 

 

Miren qué les digo: el otro día hablando de mascaritas, una vecina de una amiga de una nuera de Merceditas – que yo no la conozco de nada, pero bueno – me invitó a una reunión. Y cuando llegué resultó que era una reunión de TáperMasc. Y la que organizaba era una prima mía de siempre, que para pasar el confitamiento se puso a hacer ganchillo, y de un babero que le quedó regular se hizo una mascarita. Y como ésta le quedó apañada, hizo más y pensó que era buena idea venderlas. Total que comentando lo mal que está todo, yo les propuse hacer un partido político conservador, Señoras Asombradas con Loqueestápasando. El SAL. Y ellas me preguntaron ¿y por qué SAL? Y yo les dije que porque era un partido conservador, y la SAL es un gran conservante y potencia el sabor que nos hace falta ahora en política. Entonces Pili, la de Temisa, me dijo que ella no sabía si iba a poder, que lo tenía que consultar con su nieto, porque ella votaba a Coalición Canaria. Y yo le pregunté, “¿pero desde cuándo, Piluca?” Y ella me contestó “De toda la vida”. Y yo le dije, “¡pues por eso! Los conservadores somos de toda la vida, cariño”.

Yo soy muy de usar sal. Con moderación, por la cosa de la tensión. Pero un poco sí. Fíjense que es apropiado para personas conservadoras, como yo, porque es el condimento más antiguo que hay. Pero no solo condimento. También fue moneda, y más de una guerra se inició por su culpa. Aunque ya se utiliza poco para conservar alimentos, en una época era fundamental para mantenerlos, especialmente el pescado, que sin ella se pudría sin remedio. Y aún tenemos muy de moda el pescadito jareao, la mojama y por ahí.

En Canarias La Sal es un cultivo artesanal ya desde la época de los antiguos aborígenes. Y el paisaje de Lanzarote, por ejemplo, no sería el mismo sin las salinas de Matagorda, de Guatiza, de Janubio, del Risco o de Arrecife (que dicen que éstas últimas cualquier día se dan cuenta del valor cultural y paisajístico (y por lo tanto turístico, las perrillas, ya saben ¡anímensen!) y las arreglan. Yo de las de Janubio no tengo muy buen recuerdo, porque allí perdí un novio. Recuerdo que fuimos de visita, y yo entré en una caseta que hay allí a orinar, y él se quedó fuera (aun no teníamos confianza para hacer pis juntos) pasmado con las salinas. Total que grita “¡¡Mañiña!!”, y yo le respondo “¿Qué hay?'”, y oigo que dice “¡¡Sal gorda!!”. Salí y le tiré la bacinilla a la cabeza, le grité “¡¡Sal de mi vida!!”, y no le hablé más. Luego me enteré que no se refería a mí. El hombre se lamentaba diciendo “Al menos podía habérmela tirado vacía”.

Pero, ¿qué vas a hacer?. Luego hubo otros, pero esa es otra historia. Vamos a lo que importa. ¿Quieren saber un secreto sobre como usar la sal? Escuchen atent@s (¡¡la algarroba otra vez!!)

Mañiña fundó La Papita pal Kilo

 

MAÑIÑA TE ACONSEJA:

HOY Cómo usar la SAL.

 

 

Para mantener una garganta sana y bien conservada, y sobre todo para desinflamar, no hay nada como hacer unas gárgaras con agua salada del mar. Y si no tienes cerca agua de mar, usa agua del grifo pero con sal añadida. Mejor aún, si puedes, métete en la marea y haz las gárgaras dentro del agua. No se olviden de lo importante que es el sodio para nuestro funcionamiento y conservación, que sin él el celebro no funciona, nos dan mareos y puede hasta dejar de funcionar (al que no le funcionaba antes de tomar sal, tranquilo). La Sal es para mentes conservadoras: hace mucha falta pero no se puede abusar de ella.

Y por supuesto, ya me dirán cómo vamos a hacer papas arrugás sin sal. No se olviden de echar un puñaíto antes y otro después de sancocharlas. Y con éste último las arrugan.

Pero sobre todo no olviden que la forma más sana, directa y sincera de disfrutar de la sal es … ¡¡EL MOJO ROJO!! ¿Quieren probar, con humildad, el mejor Mojo Rojo del mundo?

¡¡Voten SAL!! y

¡¡Hagan su pedido ya mismo AQUÍ!!
¡¡No se pierdan esta oferta tan conservadora!:

Los diez primeros pedidos de esta semana llevan 1 puñaito de sal gorda gratis, ¡¡para abrir una cuenta corriente en la Caja!!

 

Inicio         

Síguenos en Twitter!!

Síguenos en Insta!!

Síguenos en Facebook!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *