6. El vinagre

Capítulo 6. Cuidando las cabecitas locas: El Vinagre.

El Vinagre y Mañiña.

Mañiña y el cuidado de las cabecitas locas: El Vinagre.

Mía tú. ¿Saben qué? … que se acabó el verano. O a lo mejor no, porque normalmente se acaba con los Sangineles, y si este año no han habido Sangineles, a ver qué hacemos. Lo que sí parece es que los niños tienen que ir al cole, pero sin ir, o yendo pero poco, o van pero desde casa. En mi tiempo les diré que había menos opciones. La opción primera era ir y la segunda y última era ir pero con un buen cogotazo si te intentabas escaquear. Pero ahora todo son cuidados, y paños calientes, no se vaya a estropear el niño de los … padres nuevos. Y todo por no variarles el desarrollo cognitivo, que suena fatal. Yo esto lo arreglaba todo con el mejor protector del celebro que hay, que además ayuda a todo el conjunto de lo que viene siendo la cabeza. ¿Saben cuál es? Pues ahora lo van a saber. Con ustedes: El Vinagre

 

Mañiña fundó La Papita pal Kilo

 

DEJEN QUE LES ECHE EL CUENTO:

 

 

Fijensé qué pasó: El otro día, paseando por la barriada de San Francisco Javier con una prima de una vecina que me encontré cuando iba caminando hacia abajo para hacer un poco de tiempo antes de que a mi sobrina le tocara el turno en la peluquería, me comentaron de hacer unas horitas. Yo pregunté de qué, y me dijeron que de Técnico en Acondicionamiento y Estado Final Pre-uso de un Centro para la Tonificación Orgánica y el Desarrollo Físico. Y yo dije que yo sólo había acabado el COU, y que no sabía nada de eso, y que no podía. Pero es que esa niña no es completa, y entonces la otra que venía con nosotros dijo “Chacha, que sí sabes. Que es limpiar un gimnasio”. Y yo dije que eso sí sabía, y como ahora cualquier perrilla extra viene bien, para allá que fuimos. Luego me enteré de que la otra pobre habla así porque ha entrado en política, y lo que está haciendo es entrenarse en alargar todas las frases mucho para que parezca otra cosa más inteligente.

Total, que pallá fuimos y cuando me vieron con el vinagre en la mano me preguntaron ¿mi niña, dónde vas tu? ¿A hacer un  escabeche? Aquellas fragilonas allí con su pato uvecé en la mano, ¿se pueden creer que no sabían para qué sirve el vinagre, ni sabían que es el mejor desinfectante que hay? Cuando se lo comenté a Toño (el de Pepita) se quedó de piedra y él, sabio como siempre, soltó una de sus perlas: Saberlo lo saben, pero se les olvida porque cuando van a la compra les borra la memoria el brillo del envase nuevo, que es muy bonito, pero muy falso.

Total, que en justa venganza me pasé la jornada explicándoles el vinagre, que buena falta les hacía, y llamándoles burras pero con amorrrrr. Les comenté que el vinagre es antioxidante y por lo tanto ayuda a ralentizar (escrito sí me sale, pero si lo digo … jijiji) el envejecimiento. Es desinfectante hasta con la salmonela, reduce el azúcar en sangre (pero no en el espíritu ¡¡¡Azúuuucarrrrrr!!!, va por usté Maestra Cruz), y es muy saciante con muy pocas calorías. Además te deja el cabello presioso, limpio y brillante y sedoso.  Y sobre todo, les dije, a ustedes que son medio toletas les viene bien, porque mejora la función cognitiva, que es lo de que cuando vayan al supermercado dejen de comprar lo primero que brilla, a pesar de que cuesta un dineral, animalitas.

Es más, sirve hasta para cuidar la fruta delicada. ¿Quieren saber cómo? Escuchen atent@s:

 

Mañiña fundó La Papita pal Kilo

 

MAÑIÑA TE ACONSEJA:

HOY Cómo usar el VINAGRE.

 

Aparte de usarlo como limpiador con el agua de la fregona, que es más barato que el calvo poderoso, y contamina menos, y además no huele cuando se seca – además de usarlo para fregar, decía – pueden usarlo para proteger la frutica delicada. ¿Como? Ya saben ustedes que, por ejemplo, las fresas en cuanto pasa un día se ponen mustias y babosas y no sirven más que para asustar. Pues bien, si el día que las compran (cuando bajen un poco de precio, porque de verdá … la crisis siempre la pagamos los mismos), las meten en un bol con agua, y le echan un chorrito de vinagre de manzana (o de vino, da igual) y esperan unos minutitos; Luego las secan y las guardan, las fresas duran mucho más. Y lo mismo con cualquier fruta o verdura delicada. Luego lo lavan con agua y como nuevo para tomar.

Y además, ¿como voy yo a hacer un mojo de almendra de los míos sin vinagre? Y esa es la forma más sana, directa y sincera de disfrutar del vinagre … ¡¡EL MOJO ALMENDRA!! ¿Quieren probar, con humildad, el mejor Mojo Almendra del mundo?

¡¡MEJOREN SUS COGNITIVISMOS CON VINAGRE!! y

¡¡Hagan su pedido ya mismo AQUÍ!!
¡¡No se pierdan esta oferta tan cognitiva!:

Los diez primeros pedidos de esta semana llevan 1 monodosis de vinagre gratis de los del menú de hoy que me quedaron, ¡¡para que tengan unas ideas y un pelo brillantes!!

 

Inicio         

Síguenos en Twitter!!

Síguenos en Insta!!

Síguenos en Facebook!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *